¿Qué es la conducción ósea?

El fenómeno de la conducción ósea es la última revolución en sistemas de sonido, por lo que es perfectamente normal si aún desconoces de que se trata. Hasta hace pocos días, los sistemas de transmisión ósea eran únicamente utilizados en entornos médicos o para aplicaciones científicas concretas, pero recientemente se han empezado a desarrollar dispositivos óseos para el uso personal, y estos amigo mío, han llegado para quedarse. Así que no te preocupes si no sabes de que te estamos hablando, aquí encontrarás todo lo que hay que saber sobre la conducción ósea.

Conducción ósea

Seguramente muchas veces te has preguntado quién es ese señor que escuchas en la grabación que te has hecho a ti mismo. Cuando grabamos nuestra propia voz habitualmente no nos reconocemos porque estamos acostumbrados a escucharnos con un tono distinto dentro de nuestra cabeza. Pero, ¿Cómo puede ser que un solo individuo tenga dos tonos de voz distintos? Por supuesto, esto es debido al fenómeno de la conducción ósea auditiva.

¿Cómo funciona la conducción ósea?

Para conocer los secretos de la conductividad sonora por medio de los huesos primero tenemos que tener presente como viaja el sonido hasta nuestro cerebro. Las ondas sonoras se desplazan por el aire como si de pequeñas vibraciones de este se trataran. Cuando nuestro tímpano recibe estas vibraciones, las transcribe a unas vibraciones nuevas hasta la cóclea o oído interno y de allí pasan a los nervios auditivos. La transmisión por vía ósea es el resultado de quitar el tímpano de la ecuación.

Como funciona conduccion osea

La conducción ósea consiste básicamente en la transmisión de los sonidos por medio de los huesos del cuerpo. Realmente, todos y cada uno de nosotros estamos constantemente escuchando a través de nuestros huesos. El tímpano recibe las vibraciones del aire y las transmite a nuestro oído interno, pero en ocasiones, las vibraciones que captamos no pasan por el tímpano. Esto se produce cuando las vibraciones del aire son transmitidas por nuestros huesos del cráneo hasta llegar al oído interno.

La función de los dispositivos de conducción ósea es de alguna manera parecida a la del propio tímpano. Los audífonos o auriculares de conducción ósea decodifican las ondas sonoras como lo haría el tímpano y transmiten las vibraciones resultantes a través de los huesos del cráneo. Cuando estas vibraciones alcanzan al oído interno se transforman de nuevo en sonidos reconocibles por el cerebro de igual forma que las vibraciones provenientes del tímpano.

Origen de la transmisión vía ósea

Por muy extraño que pueda parecer escuchar a través de los huesos, es algo muy común. La forma en la que escuchamos nuestra propia voz es un buen ejemplo de ello. Además, existen animales que basan sus sistemas auditivos únicamente en este método, como es el caso de las ballenas.

Aún así, el origen de los dispositivos de conducción ósea lo debemos al médico y filósofo matemático Girolamo Cardano. Fue en el siglo XVI cuando Cardano descubrió que era posible escuchar sonidos a través de otros medios distintos al aire. En su caso, logró transmitir sonidos a través de una lanza cuando se la colocaba entre sus dientes.

Más adelante, el mismísimo Ludwig van Beethoven daría uso de esta técnica para poder escucharse tocando el piano. Beethoven descubrió que podía percibir las notas de su piano sujetando una de sus varillas con los dientes. De esta manera, cuando presionaba una de las teclas del piano las vibraciones sonoras se transmitían por la varilla hasta su mandíbula y de la mandíbula a los huesos de la cabeza.

Aplicaciones de la transmisión ósea

Cada vez son más los usos que se dan a esta tecnología, tanto personales como para dar servicio a empresas. La verdad es que en el mundo lleno de ruido en el que vivimos, este sistema parece ofrecer una muy buena solución para enfocar nuestro oído.

Buenos ejemplos de ello son las empresas que están apostando por establecer un nuevo canal de publicidad con este método. A poco estamos del día en que, solo por apoyar nuestra cabeza en los asientos de un vagón de tren, seamos bombardeados por anuncios acústicos directamente a nuestro cráneo.

La capacidad de la transmisión auditiva ósea de enfocar el oído del individuo a unos sonidos concretos sin dejar de percibir el ruido del entorno es algo en lo que muchos tienen puesto el punto de mira. Imaginen soldados capaces de recibir ordenes y percibir por completo los ruidos del campo de batalla a la vez. Equipos de comentaristas conectados entre sí al mismo tiempo que reciben toda la información de los partidos. Los usos de los auriculares de conducción ósea como los Aftershokz Aeropex parecen ilimitados.

Auriculares conduccion osea

Aún así, los dispositivos también conocidos como «Bone conduction devices» tiene un campo de acción claramente determinado. Estamos hablando de su uso para la seguridad vial. Como con estos audífonos no se deja de percibir el ambiente en ningún momento, el usuario puede estar alerta a posibles accidentes en todo momento. Sin duda son los únicos auriculares para conducir, pues no aíslan al conductor de los peligros de la carretera. Cualquiera es capaz de entender porque la gran compañía Google tiene echado el ojo a este sistema de transmisión auditiva para sus «Google Glass».

Ventajas e inconvenientes de la conducción ósea

Ventajas

  • Los dispositivos de conducción ósea son más cómodos y simples de llevar, puesto que no hay que introducirlos en el interior de la oreja.
  • Permite escuchar música sin dejar de percibir el sonido ambiente, por lo que aumenta en gran medida la seguridad del usuario.
  • Proporciona una nueva experiencia auditiva, una sensación que nada tiene que ver con los métodos de audición convencionales.
  • Representa el mejor sistema de auriculares acuáticos y deportivos por lo que es el dispositivo ideal para practicar la natación.
  • No causa ningún efecto dañino sobre el tímpano, perfecto para personas con discapacidades auditivas.
  • A diferencia de los auriculares normales, los audífonos de conducción ósea no generan tapones de cerumen en los oídos ni derivan a problemas como la otitis.

Inconvenientes

  • Con el volumen muy elevado, la vibración de los dispositivos auditivos por vía ósea puede resultar molesta.
  • No es recomendable para personas propensas a padecer migrañas.
  • Son más caros que los dispositivos auriculares convencionales.
  • No existe una gran variedad de dispositivos que usen este novedoso sistema.

Dispositivos por conducción ósea

Para que la transmisión del sonido de un emisor a un receptor sea efectiva, esta debe circular por un canal que presente una buena conductividad sonora. Cada segundo de nuestra vida, nuestro oído recibe señales por uno de estos canales de transmisión, el aire. Pues resulta que aunque el aire sea el canal de transmisión auditiva más utilizado, no es el más eficaz.

Conduccion osea para sordos

Recientes estudios han demostrado que la transmisión sonora por vía ósea, es decir, transmitir el sonido por medio de los huesos, otorga una mejor conducción para las frecuencias más bajas. Es por esto que, a la hora de transmitir voces o sonidos, la conducción ósea nos permite escucharlos con un tono más claro.

La tecnología de conducción ósea es un salvavidas para las personas que no pueden obtener implantes cocleares debido al daño del oído externo . Para estas personas el hecho de usar auriculares metidos la oreja todo el tiempo sería demasiado engorroso, por lo que necesitan la conducción ósea para poder escuchar.

Aun así, existe otra solución al uso de auriculares 24/7 para estas personas. La ruta de los audífonos implantados quirúrgicamente, como los audífonos con anclaje óseo. En estos implantes, un imán se incrusta justo debajo de la piel mientras un micrófono externo recibe el sonido y lo transmite al imán. Acto seguido, el imán enviará vibraciones a través del cráneo, llegando al oído interno.